Mi padre


Ayer hizo cinco años que perdí a mi padre. Ayer por primera vez no fue un aniversario doloroso. Fue triste, nostálgico… pero pude mirar hacia atrás y recordar mas lo bueno vivido.

Me gustaría rendirle un homenaje. No voy a decir aquello de que fue el mejor padre del mundo porque todos lo son para sus hijos, él fue nada más y nada menos que mi padre, el mío, mi guía, mi espejo, mi ejemplo….

Le recuerdo de niña, serio, severo, a veces incluso distante. Solo el tiempo me hizo ver que no era así…

Le recuerdo despidiéndose en los años de la emigración para ir en busca de oportunidades que su tierra no ofrecía.

Le recuerdo volviendo al poco tiempo porque prefirió vivir con menos que llevarnos a una tierra a la que no se adaptó nunca.

Le recuerdo frustrado y triste por no poder conseguir para sus hijos ese futuro mejor tantas veces soñado.

Recuerdo la primera vez que le vi llorar y el impacto que supuso para mí.

Recuerdo las luchas de adolescencia reclamando una libertad que le asustaba.

Recuerdo su orgullo al llevarme del brazo el día de mi boda, sus lágrimas de emoción al casar a su primera hija.

Recuerdo su ilusión con su primer nieto. Entonces ya estaba enfermo…

Recuerdo su cambio a raíz de su enfermedad, como se volvió más tierno, sensible, como cambió sus prioridades y empezó a vivir disfrutando el momento, ayudando a sus hijos… siguiendo estando ahí…

En realidad no recuerdo ni un solo momento importante de mi vida en que no estuviera… en cada paso que di estuvo a mi lado… en cada paso que doy, sigue estando, en cada decisión que tomo, en cada nuevo reto, le recuerdo y le pregunto, ¿qué hago? ¿y tú que harías?

Ya le recuerdo y sonrío… donde esté, está conmigo. Es mi padre, el mío, MI mejor padre del mundo.

Imagen

Anuncios

16 pensamientos en “Mi padre

  1. No he podido por menos de recordar, en este relato lleno de cariño (que me ha emocionado), a mi padre. Entonces yo tenía 16 años recién cumplidos, cuando nos dejó después de una enfermedad, que entonces no tenía remedio.
    Después de tantos años transcurridos (56), cada 15 de agosto de cada año, le dedico un homenaje especial, aunque en cualquier momento de todos los días, le recuerdo y me pregunto ¿estará orgulloso de su hijo pequeño? Soy el último de seis hermanos, soy el “pequeñajo”. Estoy seguro que de una u otra forma me sigue queriendo.
    Un beso

  2. No sabes como te entiendo, el 30 de Junio de 2010, perdí a mi padre y el 26 de Diciembre a mi madre, han pasado 2 años y aun no puedo pensar en ellos sin emocionarme, aún echo de menos sus abrazos sus consejos y sobre todo su cariño creo q nunca voy a superarlo, como mucho me acostumbraré a vivir con ello. Un beso

  3. Es una pena que es cuando perdemos a esos seres tan importantes en nuestras vidas cuando más voloramos Sus esfuerzos para ayudarnos a llegar a esa cima donde ellos, por el gran amor que nos tienen, desean para nosotros. Y más triste que, muchas veces, no llegamos a decirles lo mucho q los queremos y lo importante q han sido para nosotros y nuestro desarrollo como personas. Gracias fejalex esto es un retrato de Como me siento respecto a mi padre, un gran hombre que dedicó su vida a trabajar para sacar adelante Sus 15 hijos y sé se sentía orgullosos porque de todos hizo personas de bien y luchadoras.

  4. Por definición debe ser así. Homenaje y dolor ante la desaparición de una persona que debió ser el guía y protector de nuestros primeros años de vida, que a fin de cuentas son los más importantes y los que marcarán el desarrollo de los siguientes.

    Pero disculpadme que aproveche estas líneas para reivindicar la rabia que se siente cuando no es así. Mis padres, por fortuna, siguen vivos (y por muchos años) y tal vez ese sea el punto de inflexión que hace que no esté en la misma sintonía que vosotros. Quizá cuando me lo arrebate la vida (la muerte en este caso) vea las cosas de forma diferente. Yo no digo que mi padre haya sido un mal padre, pero no estuvo a la altura. Conmigo en particular. Siempre existió una barrera que no nos dejó llevarnos bien. Ni cariño, ni apoyo, ni atenciones. Un gran vacío y algunas reprimendas, la mayoria injustas, es lo único que puedo recordar de mi infancia con él. Es impresionante los problemas que eso me ha traido hoy día, y los traumas, y que me impiden ser hoy una persona plena y feliz.

    Sé que no lo hizo mejor por ignorancia, pero las consecuencias las estoy pagando. No es mi interés crucificar aquí al hombre. Hizo lo que pudo, pero no fue suficiente. Pero tampoco fue todo malo: trabajador como nadie y pocas veces me puso una mano encima. Aunque hay palabras que duelen más que un puñetazo.

    Supongo que también parte de la culpa es mía. Por parecerme a su carácter. Esa es mi penitencia hoy.

    Sólo quería expresar mi idea, que es algo diferente a la vuestra, por desgracia. Os envidio mucho!

  5. Estimada Catalina, cuanto amor y cariño desprende el texto que dedicas a tu Padre. Me ha emocionado, cada palabra que has escrito; recordando algunos de los muchos momentos, que seguro disfrutaste cuando lo tenías en vida, es una maravillosa vivencia y conforta el recordarlas, pero también es un hermoso recuerdo en su honor, que sin lugar a dudas te permitirá seguir adelante en esta vida. Continua queriéndole y amándole en silencio; su imagen en tu pensamiento, sin lugar a dudas te dará alegría, ilusión y ganas de vivir. Y gracias por compartir una parte de tus buenos sentimientos.

  6. Es muy reconfortante oirte decir que fue tu guía y ejemplo y que guardas buenos recuerdos. Recuerdas tú también cuando tenía que emigrar pero que regresaba pronto para estar con su familia. Tienes bonitos recuerdos de tu padre cuándo te llevó al altar y conoció a su nuevo nieto. Dices también
    unas bonitas palabras porque permanecistes junto a tu padre hasta el día de su fallecimiento. Es un relato enternecedor, saber que vas a perder a un ser muy querido y sin poder remediarlo. Yo también perdí a mi padre, era un poquito más mayor de lo que soy yo ahora. Murió de cáncer, lo sentí mucho también. Pero en la vida hay momentos de mucho dolor y lo tenemos que saber llevar.
    Un abrazo de tu amigo Vicente.

    Catalina, aunque resulte increible esta respuesta no se ha hecho antes por
    el desconocimiento y funcionamiento de los programas.
    ¡¡Aún no sé como tengo que hacerme mi página de google para tener mis cosas!!

  7. Realmente es emocionante leer tan sentidas palabras. Yo perdí a mi padre hace 30 años y no tuve la oportunidad que viviera muchos momentos importantes en mi vida. No estuvo en mi boda ni cuando nacieron mis hijas pero sí cuando miré al cielo y le pedí alguien que me amara y se acercó a mí quien al año siguiente fue y es mi marido.
    Expresaste en palabras lo que también llevo en mi corazón, su eterno amor.

  8. “Nunca podré decir del mio ni la mitad de lo que dices del tuyo”.
    Muchísimas felicidades porque la vida te haya dado un padre ejemplar y, porque las decisiones en tu vida gira alrededor de él. La memoria y la historia de tu padre estarán presente. Un abrazo grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s