¿Hacia donde nos dirigimos?


Hace ya casi dos años que abrí mi cuenta en twitter. Aunque entonces aún no imaginaba las proporciones que iba a alcanzar esta mal llamada crisis, ya incluía en mi bio una pregunta: ¿Hacia donde nos dirigimos?

Hoy empiezo a tenerlo claro. Hacia el abismo mas profundo si nada ni nadie lo remedia…

Basta echar un vistazo a las noticias de este fin de semana: La crisis mata. Esta crisis ya cuenta con víctimas mortales. En León, una madre anciana moría y pocos días después lo hacía su hija discapacitada por falta de atención y cuidados. ¿Por los recortes en la ley de dependencia?

En Barakaldo, una mujer saltaba al vacío ante la inminencia de un desahucio… (Ahora si, los partidos políticos se obligaban a un acuerdo de mínimos para tratar de parar esta barbarie…)

Son los casos mas recientes pero no son los únicos…526 desahucios diarios en el segundo trimestre de este año, y casi seis millones de parados, nos enfrentan a una realidad y un futuro cada vez mas negros.

Y mientras, ¿que hacen nuestros políticos? Entre un gobierno que no empatiza con los ciudadanos y parece despreocuparse de los problemas reales de éstos, mas preocupado por la imagen exterior de la “Marca España” y de agradar a sus acreedores, un principal partido de la oposición enfrascado en luchas internas e intentando salvar los muebles en lugar de preocuparse de hacer aquello para lo que fue elegido y plantar cara a los desmanes del gobierno, unos partidos minoritarios preocupados en pescar votos en el río revuelto del descontento y partidos nacionalistas creando polémicas artificiales sobre soberanismos para tapar la vergüenza de una pésima gestión, los ciudadanos nos sentimos utilizados, manipulados y abandonados a nuestra suerte por aquellos que prometieron ser la solución y se han destapado como uno de los principales problemas y responsables de la actual situación.

Nos sentimos lejanos, desvinculados y ajenos a una clase política que solo se preocupa de nosotros cuando necesita nuestros votos.

Con este desolador panorama, sin nadie en quien confiar, sin carta de navegación, sin timonel… ¿qué nos espera? ¿qué rumbo seguimos? ¿hacia dónde nos dirigimos?

Anuncios

10 pensamientos en “¿Hacia donde nos dirigimos?

  1. Como bien dices Cata, hace dos años casi todos intuíamos ya que estábamos en dificultades. Muchos creyeron que con un cambio de Gobierno esto tomaría otro camino, y así fue , pero a peor. Y lo malo es que como tu te preguntabas hace dos años, hoy estamos igual : hacia dónde nos dirigimos ? Un gobierno que maltrata día tras día a los más débiles, y una oposición desnortada, que no acaba de encontrar su sitio, ni de responder a las demandas de los ciudadanos que no encuentran punto de referencia en los representantes políticos.Tenemos desde la izquierda la obligación de hacer una oposición con alternativas víables, y estar al lado de los más débiles, como siempre lo ha hecho el PSOE y todos juntos plantar cara a la derecha que nos desgobierna y esta acabando con todo. El panorama el triste, pero no podemos tirar la toalla, millones de ciudadanos están pendientes de que les representen y les ayuden a salir de esta difícil solución .JUNTOS PODREMOS , y lo haremos.

  2. Supongo que ideológicamente estamos en transición, mudando pieles. La derecha neoliberal gana en Europa, mientras una resistencia de izquierdas ajena a los partidos tradicionales se vislumbra a pie de calle, escéptica pero con un compromiso ético que de seguro dará frutos en una o dos décadas. Sé paciente.

    Nos espera un siglo -el que nos toque vivir- inquietante, pero lleno de retos.

  3. Me tienta decir que hacia donde merecemos por nuestra, en ocasiones, en demasiadas ocasiones, indolente actitud. Pero no! Voy a rebelarme! Voy a gritar alto y claro que está en nuestra mano, en nuestra voz recuperar nuestro destino; retomar el camino que de manera abyecta y traicionera desviaron, vilmente, hace ya mucho tiempo aquellos que prometieron llevarnos a cercanos paraisos. ¿Hacia dónde nos dirigimos? Hacia el infinito y más allá (en palabras de Buzzlightyear), hacia la construcción de nuestro propio sueño colectivo, hacia la rebelión de ciudadanía necesaria, justa, certera, que señale sin descanso y desenmascare a los culpables, que los hay, de este sinsentido. La voz de cada un@ de nosotr@s, por pequeñita que sea, se irá sumando a otras voces hasta tejer el altavoz que precisamos. Tu acertada reflexión puede y debe servir para hacernos fuertes, para no cejar, para no caer, para no rendirnos. Nadie, sino la suma de todos nosotros mismos, nos va a facilitar el camino. Nuestra piel se hará jirones, nos sentenciarán sin juicio ni razón…, será duro, muy duro y, seguramente también largo en el tiempo…, pero nadie, nunca, podrá decir que nos cruzamos de brazos, que no quisimos intentarlo.

  4. Creo que nadie sabe hacia donde nos dirigimos y eso es lo que me da miedo. Se que este gobierno no va a hacer nada para sacarnos de la crisis, primero porque no cree en las políticas sociales, tan necesarias en estos momentos y segundo porque si puede sacar rédito de su mayoría absoluta y forrarse pues por qué no lo va a hacer si es lo que han hecho siempre. Y creo que la oposición aunque aboga por cambiar de rumbo y de políticas, e impulsar la inversión pública para ver si así se palía algo este drama, tampoco tiene claro como salir de esta. Estamos metidos en un patatal de dimensiones desconocidas y la realidad es que nadie sabe como salir de él, hace falta un político valiente que plante cara al capitalismo salvaje y de momento, no se ni si ha nacido. Mientras encontramos la salida, tengo claro que por el camino encontraremos mucho sufrimiento y desesperación, es lo único que tengo claro, eso y que nadie, nadie, de los mal llamados clase media estamos a salvo de caer en el hoyo.

  5. La economía no está en crisis, la crisis es el modelo económico. Socialmente es necesario un cambio radical para conseguir el desarrollo de una sociedad civil capaz de autogestionarse y mantener un nuevo equilibrio social. La estructura política impuesta es la desarrollada por las primeras democracias hace 200 años. Los mecanismos de poder, estructura y ejercicio están obsoletos y el cambio está en la micro, no en la macro.

    • No creo q la encrucijada no sea complicada y difícil, pero seríamos la primera generación (conviviendo tres en este momento) q resuelta, culta y con un nivel y bagaje increíble no fuera capaz de salir adelante y cambiar el curso de la historia inmediata.

  6. Nos encaminamos bajo la premisa del Lemming, salta el primero por el precipicio y todos los demas lo siguen ciegamente a un suicidio de fe, un ultimo acto agonico cuyo fin es la nada. Buen articulo, gracias por compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s