Lucas Leon Simon

Pedro Millana, de 47 años, ha muerto en una calle de Teruel tras ser desahuciado de su casa el pasado año.

Jesús Sepúlveda, de 57 años, ha sido indemnizado por el PP por despido improcedente con 229.000 euros.

Una mujer en paro, con dos hijos pequeños,  ha sido condenada el jueves de una semana por robar, el lunes de esa misma semana, en un supermercado de Vilafranca del Penedès por un importe de 241, 40 euros.

Carlos Fabra, ex presidente de la Diputación de Castellón, ha sido imputado por los delitos de prevaricación, cohecho y fraude fiscal tras nueve años de instrucción sumarial.

Más de 100.000 familias han sido desahuciadas de sus casas durante 2012 y 600.000 trabajadores han sido despedidos acogiéndose, los empresarios, a la Reforma Laboral.

El vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha interpuesto una denuncia en la comisaría del Congreso después…

Ver la entrada original 328 palabras más

Imagine

Desde hace unas semanas vengo asistiendo a un curso de Técnicas para Hablar en público, y uno de los ejercicios que nos propuso la profe fue elaborar un discurso y exponerlo en público. Me pareció que podía compartirlo con vosotros a ver que os parece. Aquí os lo dejo:

“Desde que Miren me envió el correo diciendo que debíamos elaborar un discurso, y nos dio libertad sobre el tema, empecé a darle vueltas a sobre qué podría hablar. Temas no faltan últimamente, pero es difícil buscar uno que no esté ya agotado y tenga agotado a todo el mundo… El PP, Bárcenas, la Casa Real… me interesan, pero me agobian, e imagino que a todos ya.

Y cuando digo a todos, digo a los ciudadanos que los sufren en sus carnes, que ya dejan incluso de leer la prensa y ver tv, porque dicen que pasan de historias y todos son iguales…

Les digo que no todos son iguales, que sigue habiendo diferencias y me retan a que les diga cuales. En ocasiones me dejan sin argumentos:

Si les dices sobres te responden EREs, si dices Bárcenas te dicen Blanco, si dices pensiones, congelación… si funcionarios bajada de sueldo, si reforma laboral la de Zapatero…

Reconocen que los recortes en derechos son brutales pero te dicen que de aquellos polvos vienen estos lodos.

Y no hay forma de recuperar la confianza…

En una ocasión un líder del partido dijo que los españoles siempre recurrían al Psoe en tiempos duros, después de hechos graves que han puesto en peligro la estabilidad y la democracia. Ganamos en el 82 después del golpe de estado de Tejero, y en el 2004 después de los atentados del 11M.

La gente nos miró como salvadores y de hecho la victoria del 82 y el gobierno de Felipe González supuso la época de mas avances y prosperidad de toda la historia vivida antes en este país.

La primera legislatura de Zapatero nos trajo avances en derechos como nunca antes se habían visto en España y leyes sociales que nos colocaron a la vanguardia de Europa.

Pero recuerdo la noche de la segunda victoria de Zapatero. La gente, sobre todo los jóvenes gritaban “Zapatero no nos falles”, y fallamos. En cuanto llegó la crisis olvidamos que era lo que la gente esperaba del Psoe y nos pusimos al servicio de Alemania y los mercados tomando decisiones difícilmente entendibles incluso para los mas convencidos y desde luego indefendibles ante los ciudadanos.

Cuando ahora queremos hacerles ver que estamos con ellos nos remiten a esas fechas…

Ahora la situación es tan crítica como entonces, o peor… sin embargo la gente ya no nos busca, ya no confía… al contrario. Nos ve parte del problema cuando no nos culpa directamente de él.

Y no hacemos, no sé si porque no sabemos o porque no queremos, nada por cambiar esa situación. Hablamos sin parar de primarias, de conferencias políticas, pero seguimos con un líder que no convence ni a si mismo, que está agotado tanto anímica como políticamente, que está ya mas que amortizado pero se aferra con uñas y dientes a su posición. Una estructura monolítica en la que a veces se hace el paripé de hacer ver que se da voz al militante. Unas estructuras que no se cambian desde la noche de los tiempos.

Seguimos teniendo “las alturas” ocupadas por las mismas caras de hace años… si se cambia alguna se intenta que la nueva sea de la misma cuerda que la vieja… seguimos viendo como cuando se elabora una lista, son siempre los mismos. Gente que pasa de una consejería al senado, de un ayuntamiento al congreso, del congreso al parlamento autonómico… y eso el ciudadano lo percibe, y le aleja.

Ve un partido sin ideas, acomplejado por el pasado reciente, envuelto en guerras internas y tiene la percepción de que aquí cada uno intenta salvar su culo y su silla y si sobra algo entonces nos acordamos del que vota… y eso cada cuatro años.

Si en una época como esta, en la que el gobierno ha perdido en poco mas de un año todo el crédito de una mayoría absoluta, si el partido que lo sustenta está inmerso en una espiral de corrupción donde no parece librarse ni el presidente del gobierno, donde la gente se encuentra indignada como nunca y sin referentes claros hacia los que volverse, no somos capaces de conseguir que nos miren, es que algo seguimos haciendo rematadamente mal… y o cambiamos o nos cambian… por otros.

A pesar de todo sigo manteniendo la esperanza de que algo cambie, de que nos demos cuenta a tiempo de que debemos enderezar el rumbo y lograremos salir del pozo… hace falta voluntad, e ideas, y gente con ganas… y que les den paso…

Por eso, porque confío, elegí la canción “Imagine” de John Lennon, porque sigo imaginado que el Psoe va a seguir siendo la casa de todos, de la gente de izquierdas, por nuestro bien y el de todos…

Imagino un Psoe sin vaivenes, al lado del pueblo. Pero de verdad, de ese pueblo que sigue confiando en la O de obrero y no preocuparnos tanto de pescar votos en ese limbo del “centro” que tantas veces se acerca a la derecha…

Imagino un Psoe que diga de verdad no a la corrupción, que no admita imputados en sus listas, que condene y persiga a los delincuentes fuera, pero sobre todo dentro.

Imagino… y confío… quiero confiar.”