¿Será que sufrimos el Síndrome de Estocolmo?


 

Acabo de leer que el Gobierno ha vuelto a indultar a un conductor condenado por atropellar voluntariamente a dos peatones. Lo hace solo unos días después de que el Tribunal Supremo anulase el indulto al kamikaze condenado a trece años por causar la muerte  de un joven en Valencia por circular en dirección prohibida. Es el último de una serie de indultos que el Gobierno parece regalar a discreción…

Empiezo a pensar que en lugar de políticos responsables y comprometidos, estamos en manos de una panda de psicópatas que disfrutan acosando a los ciudadanos y sin embargo no dudan en legislar a favor de corruptos y asesinos… Parecen divertirse tensando la cuerda, probando nuestro aguante mientras miran, cual Nerón desquiciado como arde todo a sus pies.

Hacen y modifican leyes cuyo único fin parece ser el de llevarnos de regreso a la época mas negra de nuestra reciente historia:

Una ley de Seguridad Ciudadana que poco tiene que envidiar a la Ley de Vagos y Maleantes del antiguo régimen. Una ley del aborto que nos hace pasar de la vanguardia legislativa al mas oscuro ostracismo en Europa en lo que a derechos de la mujer se refiere. Leyes que blindan a bancos y banqueros ante la justicia mientras se criminaliza a los estafados por estos. Otras que protegen a políticos corruptos mientras a los ciudadanos que sufren sus consecuencias se les intenta arrebatar hasta el derecho a manifestarse.

No les importa cambiar leyes y mentir a los jueces para salvaguardar sus intereses y los de los suyos. El último ejemplo ha sido el modo en que se han adaptado algunas normas para que la hija del rey no pueda ser imputada y juzgada como cualquier otro ciudadano. O el caso Blesa, donde al final el que ha tenido que responder ante la justicia ha sido el juez Elpidio Silva que intentaba desenmarañar el entramado de corrupción de Caja Madrid.

Se llenan la boca diciendo que la justicia es igual para todos pero nos demuestran cada día que unos son mas iguales que otros para la misma.

Vemos como cada día mas gente sobrevive en la miseria mientras el número de ricos y delincuentes impunes aumenta de manera vergonzante.

Vemos como el Gobierno incumple por sistema su programa electoral pero, ya no solo es que nadie pague, es que ni siquiera piden disculpas. Basta decir que no hay mas remedio y aquí no pasa nada.

En nombre de la mal llamada crisis desmantelan leyes como la Ley de Dependencia, ley que en la que nunca creyeron y que intentaron boicotear, y en muchos casos lo hicieron en las comunidades en las que ya gobernaban, y que durante los dos años del actual gobierno ha recibido ya la puntilla final.

O como la Ley de Memoria Histórica, a la que despojaron de toda dotación económica dejándola en el limbo de los olvidados, porque según dicen no permite el olvido y el perdón, cosa que si permiten las declaraciones insultantes y vejatorias por parte de miembros de NNGG o del PP en televisiones de la extrema derecha… y que una vez mas pasan sin que nadie asuma responsabilidades.

Cada día conocemos un nuevo caso de banquero que hunde bancos o cajas de ahorro, y como “castigo” recibe una auténtica fortuna como indemnización o una jubilación millonaria. O como ex-presidentes de gobierno o ex-ministros cobran cifras astronómicas como consejeros en empresas eléctricas, que casualmente han sido beneficiadas por las políticas energéticas de sus respectivos gobiernos, mientras el trabajador sufre una nueva vuelta de tuerca en la Reforma Laboral, mientras se congela el salario mínimo y se pierde poder adquisitivo en las pensiones. Mientras obligan a un nuevo copago hospitalario que sumar al ya sufrido farmacéutico y se eleva el porcentaje a pagar por los pensionistas.

Todo ello cuando además se aumenta la subvención a los partidos políticos porque 2014 es año electoral.

Como decía al principio, tengo la sensación de que nuestro destino depende de un montón de psicópatas que disfrutan destruyendo todo lo conseguido gracias al esfuerzo de generaciones, que gozan haciendo sufrir…

¿Hasta cuándo aguantaremos? ¿Lo pensaremos mejor la próxima vez que metamos nuestra papeleta en una urna? ¿O daremos la razón a las encuestas? ¿Será que sufrimos el Síndrome de Estocolmo?

 

http://www.luisml.es/257430968

Anuncios

3 pensamientos en “¿Será que sufrimos el Síndrome de Estocolmo?

  1. He ahí el problema y el error: la voluntad del pueblo. Solo cuando uno se da un garbeo por esos países que consideramos semejantes, con la mente y los ojos bien abiertos, se da cuenta de la gran diferencia. Y es que en realidad el españolito tiene lo que busca, quiere y, por último, merece.
    España, no olvidéis, es un país de pequeños fascistas que eligen cada cuatro años a quien más se les parece. Lo demás les importa un comino.
    Y ahora me diréis que no es así, pero lo cierto es que sabéis que no me equivoco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s