Empezó mal el nuevo rey.

 

Nos cambiaron el rey. Así. De golpe. Por sorpresa.

Dicen que había llegado el momento de renovar la monarquía.

Renovar. Bonita palabra. Solo eso. Una bonita palabra. La ronovación no llega mas allá del cambio de cara. Lo vimos ayer, desfiles militares, reverencias… gestos y palabras casi medievales… Me parece surrealista escuchar a un hombre joven, preparado, dicen que de su tiempo, decir que “acepto la corona y ejerceré mi reinado…” en pleno siglo XXI.

Empezó mal el nuevo rey. En una España, en la que dijo cabemos todos, no cupieron los ciudadanos que ya no quieren ser subditos y salieron a la calle a expresarse y fueron identificados, retenidos y algunos incluso detenidos por llevar la bandera republicana.

Empezó mal el nuevo rey aceptando esa corona sin permitir que que los ciudadanos pudiesen opinar y decidir el modelo de estado que prefieren.

Empezó mal el nuevo rey. Salvo porque esta vez no había crucifijo y ya no estaba la bandera del aguilucho, la propia escenificación fue tan parecida a la de 1975 que no parecía haber pasado el tiempo.

Empezó mal el nuevo rey. En el besamanos del Palacio Real estaba representada TODA la sociedad española, decían los tertulianos de tv. ¿Estaba? ¿De verdad representaba a la sociedad española esa interminable cola de gente guay que se inclinaba ante el nuevo monarca? Políticos, aristócratas, banqueros, obispos, millonarios, deportistas, cantantes, toreros… ¿Es eso la sociedad española? ¿Donde estaban los dependientes sin ayuda? ¿Y los estudiantes sin beca? ¿Donde estaban los 70.000 parados mayores de 55 años que quedarán fuera del sistema con la nueva reforma del gobierno? ¿Y los pensionistas que no pueden pagar sus medicinas? ¿Y los niños con cáncer a los que les cierran hospitales? ¿Donde estaban los niños que no podrán hacer su única comida del día porque cierran los comedores escolares? ¿Y los preferentistas? ¿Es que esos no son la sociedad española?

Empezó mal el nuevo rey. Permitiendo a esa sociedad española que sí estaba representada inclinarse ante él mientras él se inclinaba ante Rouco. Me pareció muy significativo el gesto…

Empezó mal el nuevo rey. Sin embargo confío. Confío en que este nuevo rey sea la puerta, al menos, a la elección del modelo de estado. Al menos eso…