Gaza

imagen_485_636

No pensaba escribir del tema de Gaza. No creo estar lo suficientemente informada y prefería no hablar de lo que no sé. Pero como ciudadana no puedo permanecer indiferente y creo que desde mi ignorancia puedo opinar de lo que veo y sin analizar las causas voy a contar solo lo que pienso y siento cuando veo las noticias que no dejan de llegar de Gaza. Cada una peor y más espeluznante que la anterior. Es una guerra desigual, bombas contra piedras… la evidencia está en las víctimas: más de 1000 palestinos muertos -200 de ellos son niños- frente a 36 víctimas del lado israelí.
No entiendo esta barbarie. Y la entiendo menos desde el conocimiento histórico de los antecedentes del pueblo judío. No entiendo como un pueblo que fue terriblemente masacrado reproduce ahora la masacre en sus vecinos.
Ante lo que a ocurre en Gaza yo no puedo ser neutral. Israel está ocupando y exterminando a un pueblo indefenso, sin medios, cada vez mas confinado en un menor espacio. Está atacando sus hospitales, no tienen ya ambulancias que trasladen heridos. Los niños son utilizados como blanco y tratados como terroristas. Ya no tienen agua para beber mientras los colonos israelíes se jactan de seguir regando sus jardines.
Es vergonzoso el silencio de la comunidad internacional ante la masacre indiscriminada que está ocurriendo en Gaza. ¿Dónde está Obama con su premio Nobel de la Paz? ¿Qué hace la ONU que no interviene? ¿Por qué el mutismo de la UE?
Israel es visto por la opinión pública mundial como un asesino que mata sin piedad y sin razón con una crueldad imposible de entender pero cuenta con la condescendencia de la comunidad internacional. Se irá de rositas, a pesar de la dureza de las imágenes que deja este conflicto… y que las redes sociales se encargan de amplificar y hacer llegar a donde hasta donde nunca llegaron…
Pero Israel quedará impune una vez más, incluso a pesar de la noticia que corre por las redes de que un policía israelí desmiente, después de la tragedia y la barbarie, que el asesinato de los jóvenes que sirvió de excusa para esta guerra de la sinrazón no fue cometido por miembros de Hamas.
En cuanto a la difusión de imágenes… ¿es verdaderamente necesario enseñar ciertas cosas? ¿No había la prensa decidido autocensurarse a partir de los atentados del 11S y no emitir imágenes de víctimas? ¿Por qué ahora se enseñan cadáveres de niños? ¿Y de familiares abrazándolos horrorizados? ¿Es que hasta en eso las víctimas palestinas valen menos? ¿Es necesario para convencernos de la verdadera magnitud de la barbarie o es solo cuestión de audiencia?

¿Cómo se atreven a decir eso?

RUEDA DE PRENSA TRAS EL CONSEJO DE MINISTROS

Hacía tiempo que no escribía, y no precisamente por falta de temas para hacerlo sino por todo lo contrario. Son tantos y tan diversos los que surgen todos los días, que no da tiempo a procesarlos todos para decidir sobre cual hacerlo. 

Desde que hace un par de días vi por televisión la noticia de la suspensión de la condena en espera de indulto a dos sindicalistas, Carlos y Carmen, por haber participado en piquetes durante la última huelga general me rondan varias cosas por la cabeza. 

Es ilógico que en un país “democrático” como el nuestro, dos personas puedan verse en esa situación por ejercer un derecho. Porque eso es lo que hacían, ejercer su derecho a la huelga e informar a otros ciudadanos precisamente de eso. De cuales son sus derechos.

Ante la mirada siempre sesgada de este gobierno estaban haciendo lo contrario, impedir el derecho al trabajo de aquellos que querían ejercerlo. Y por eso una condena ejemplar: tres años de cárcel.

Como diría el actual embajador en Londres y miembro destacado del partido del gobierno, manda huevos.

Manda huevos que los mayores destructores de derechos de la historia reciente de este país digan eso.

Que esos a los que han bastado apenas tres años para demoler el trabajo y el esfuerzo de todos durante décadas, digan eso.

Que los que intentar impedir nuestro derecho a la libertad de expresión con su ley mordaza, los que tratan de limitar el derecho de reunión y manifestación con una ley de seguridad ciudadana que parece traída de otras épocas, digan eso.

Que los que niegan el derecho a la educación a miles de jóvenes con su subida de tasas universitarias, con sus recortes de becas, con su propósito de reducir la duración de los grados universitarios a tres años (en un claro avance hacia la privatización de las universidades), los que con sus proyectos de aumento de la ratio por clase y la no contratación de interinos evitan que se mantenga la calidad de la educación. Los que avanzan hacia el pago completo del transporte escolar… se atrevan a decir eso.

Que los que nos recortan el derecho a universalidad de la sanidad con sus cierres de camas hospitalarias en verano, con sus repagos farmacéuticos y hospitarios, los que han eliminado el transporte sanitario gratuito, los que estudian cobrar la comida en los hospitales, los que quieren cobrar la quimioterapia, los que huyen de los plenos por no escuchar a los padres de niños con cáncer digan eso…

Que los que niegan el derecho a una vida digna a los dependientes mutilando la ley de dependencia hasta dejarla irreconocible, los que van a quitar el derecho a ella a los dependientes de grado I, digan eso.

Que los que van a quitar a las mujeres el derecho a decidir sobre su cuerpo y su maternidad digan eso.

Que los que han hecho una reforma laboral en la que el único objetivo era dejar al trabajador sin derechos, condenándolo a la precariedad y la miseria, que los que condenan a los parados a la exclusión y la indigencia, digan eso.

Que los que quitan a los pensionistas el derecho a una vejez digna con una pensión digna en pago al sacrificio y cotizaciones de décadas de trabajo, digan eso.

Que los que quitan a miles de niños el derecho a la única comida que hacían al día al no permitir que los comedores escolares sigan abiertos durante el verano digan eso.

Que los que nos mienten y humillan y nos toman por idiotas y se ríen en nuestra cara con su sonrisa cínica en cada comparecencia pública, digan eso.

Volviendo a su forma de ver el “delito” que los sindicalistas han cometido, si ellos por “impedir” un derecho en un día y una circunstancia puntual merecen tres años de cárcel, ¿qué condena habría que imponerles a estos trileros, ladrones por la forma en que impiden ejercer nuestros derechos? ¿hay en España un tribunal con capacidad para hacerlo? ¿o tendremos que recurrir a tribunales internacionales? O lo que es mas probable ¿se irán de rositas como acostumbran? Desgraciadamente, así será….

Empezó mal el nuevo rey.

 

Nos cambiaron el rey. Así. De golpe. Por sorpresa.

Dicen que había llegado el momento de renovar la monarquía.

Renovar. Bonita palabra. Solo eso. Una bonita palabra. La ronovación no llega mas allá del cambio de cara. Lo vimos ayer, desfiles militares, reverencias… gestos y palabras casi medievales… Me parece surrealista escuchar a un hombre joven, preparado, dicen que de su tiempo, decir que “acepto la corona y ejerceré mi reinado…” en pleno siglo XXI.

Empezó mal el nuevo rey. En una España, en la que dijo cabemos todos, no cupieron los ciudadanos que ya no quieren ser subditos y salieron a la calle a expresarse y fueron identificados, retenidos y algunos incluso detenidos por llevar la bandera republicana.

Empezó mal el nuevo rey aceptando esa corona sin permitir que que los ciudadanos pudiesen opinar y decidir el modelo de estado que prefieren.

Empezó mal el nuevo rey. Salvo porque esta vez no había crucifijo y ya no estaba la bandera del aguilucho, la propia escenificación fue tan parecida a la de 1975 que no parecía haber pasado el tiempo.

Empezó mal el nuevo rey. En el besamanos del Palacio Real estaba representada TODA la sociedad española, decían los tertulianos de tv. ¿Estaba? ¿De verdad representaba a la sociedad española esa interminable cola de gente guay que se inclinaba ante el nuevo monarca? Políticos, aristócratas, banqueros, obispos, millonarios, deportistas, cantantes, toreros… ¿Es eso la sociedad española? ¿Donde estaban los dependientes sin ayuda? ¿Y los estudiantes sin beca? ¿Donde estaban los 70.000 parados mayores de 55 años que quedarán fuera del sistema con la nueva reforma del gobierno? ¿Y los pensionistas que no pueden pagar sus medicinas? ¿Y los niños con cáncer a los que les cierran hospitales? ¿Donde estaban los niños que no podrán hacer su única comida del día porque cierran los comedores escolares? ¿Y los preferentistas? ¿Es que esos no son la sociedad española?

Empezó mal el nuevo rey. Permitiendo a esa sociedad española que sí estaba representada inclinarse ante él mientras él se inclinaba ante Rouco. Me pareció muy significativo el gesto…

Empezó mal el nuevo rey. Sin embargo confío. Confío en que este nuevo rey sea la puerta, al menos, a la elección del modelo de estado. Al menos eso…

 

 

 

 

Un Militante, Un Voto

Se abrió la caja de los truenos. Las elecciones al Parlamento Europeo del 25M trajo la mayor debacle electoral para el PSOE, y aquellos que pensaban que en 2011 habíamos tocado suelo comprobaron no solo que no era cierto, sino que en realidad no sabemos donde está ese suelo.

El resultado del 25M precipitó los acontecimientos. Rubalcaba anunció que se iba y entonces empezó todo: la militancia, cansados, hastiados, siempre amordazados dijimos basta.

Basta de no ser tenidos en cuenta, de congresos amañados, de cargos vitalicios, de bandazos sin rumbo…

Exigimos voz, exigimos voto. Ya no vale aquella frase del período de la ilustración, ya no queremos el todo por nosotros, queremos el todo con nosotros. No queremos un congreso extraordinario y una secretaria general elegida de antemano en los despachos por unos “barones” en su mayoría desligitimados por las urnas.

Queremos primarias abiertas. Pero a la francesa, no a la andaluza.

Queremos, ya que nos imponen primero el congreso, que este sea abierto. No queremos mas voto delegado, sino directo. Queremos conocer candidatos, proyectos, equipos… y votar en consecuencia.

Dice Fernández Vara que si no se escucha a los militantes se producirá una enorme frustración dentro del PSOE. No estoy de acuerdo. Se producirá una gran desbandada porque muchos nos iremos.

Muchos estamos hartos ya de la falta de democracia interna, de que se nos niegue a los de dentro lo que se defiende fuera, de incoherencia, de indefinición, de que se nos puentee, de que se nos tome el pelo.

Pedimos transparencia, eliminación de avales para los candidatos, igualdad de condiciones.

Pedimos bajar a la calle, escuchar a la gente, palpar la realidad… somos los militantes los que estamos ahí, los que vemos qué ocurre, los que damos la cara, los que dejamos que nos la partan.

Dejen los discursos que ya no cuelan, salgan, volvamos a los orígenes, demuestren que entendieron y aprendieron algo de lo que nos dijo la gente el domingo. Respondan, váyanse, dejen paso al futuro, dejen la silla… escúchennos… por el bien del partido déjennos expresarnos.

¿Solucionaremos todos nuestros problemas con esto? No, quedará mucho por hacer y por cambiar pero será un primer paso…

No es muy difícil, solo escuchen a la militancia.

Pedimos #UnMilitanteUnVoto.

Nos sobran los motivos

En unos momentos comenzará en la Asamblea de Extremadura el Debate de la Moción de Censura anunciada por Guillermo Fernández Vara en el Debate sobre el Estado de la Región hace una semana.

Una moción de censura condenada al fracaso, como titula hoy la prensa de todo el país.

Es evidente que numéricamente así es. Gracias al apoyo incondicional que le viene prestando IU, Monago seguirá siendo el presidente de Extremadura.

¿Por qué entonces presenta Vara la moción? Según del lado del que vengan, hay opiniones para todos los gustos. Para la derecha y la “verdadera izquierda” que la sustenta, no es más que una “estrategia política” como dicen despectivamente. Hace un par de días un prepotente Monago decía que esto iba a ser el epitafio político de Fernández Vara, y que si el objetivo era retratar a IU, era inútil porque IU se retrató hace tres años y no había nada nuevo desde entonces, que ya sabemos el lugar que ocupa cada uno y que la única izquierda de Extremadura es el Psoe. IU no se ha manifestado aún sobre eso… sigue ausente.

Ayer decía el portavoz del grupo socialista en la Asamblea, que la moción se había ganado en la calle. Evidentemente no puedo hablar por “la calle” pero desde luego donde se ha perdido ha sido desde la democracia y la transparencia, el derecho a la información y la libertad de expresión.

Ayer, la dirección de Canal Extremadura Televisión, decidió arbitrariamente que el debate no era de interés para los ciudadanos y anunció que no lo emitiría. La presidencia de la Asamblea prohibió la asistencia de público al hemiciclo por si a los ciudadanos nos daba por ir a apoyar… se decidió rodear el edificio con fuerzas de seguridad por si se nos ocurría concentrarnos fuera…

Desde twitter, una serie de trolls proMonago lanzaron una serie de twits mandando a Vara al paredón…

¿Será que en el fondo temen que Vara gane en la calle lo que parece tener perdido en la Asamblea? ¿Será que temen que hoy se presenten propuestas que abran los ojos a los extremeños sobre esta forma de gobernar a base de titular vacío de contenido? ¿Será que temen que los más de 160.000 parados de la región se planten por fin y digan basta? ¿Será que temen que los NO receptores de la renta básica (esa que Pedro Escobar se vanagloria de que contribuyó a aprobar pero que no termina de arrancar) se cansen por fin de esperar? ¿Será que temen que los jóvenes que han tenido que dejar sus estudios por la subida de tasas y el recorte en la becas se levanten por fin? ¿Que los dependientes que esperan hasta dos años por una ayuda cada vez mas mísera salgan a la calle? ¿Que los pensionistas a los que aún no se les ha devuelto lo que pagaron de más por sus medicinas y además sostienen a sus hijos parados se cansen y les griten que están hartos? ¿Que los usuarios de la que llegó a ser la segunda mejor sanidad de España y que ahora soportan listas de espera de casi dos años para una prueba digan basta?

Podemos discutir si se eligió el mejor momento o la mejor forma.

Lo que no admite discusión es que NOS SOBRAN LOS MOTIVOS.

Si se puede

Rajoy, en su visita a los EEUU, dijo en relación a las protestas del barrio de Gamonal, que esperaba que estas terminasen pronto porque el pueblo español había ya demostrado estar a la altura de las circunstancias en esta situación complicada.

Tenía razón Rajoy, y se equivocaba también. Tenía razón en que el pueblo ha demostrado estar a la altura: el pueblo español, Madrid, la Marea Blanca ha estado a la altura. Mucho. Incluso muy por encima de esa “altura”.

No se ha rendido, ha luchado, aguantado, sufrido… todo tipo de presiones, amenazas, intentos de humillaciones… pero ha demostrado que quien resiste gana. Que esa “Marea Blanca” no se ha quedado en una olita, como decía Lasquetti, sino que ha sido un tsunami que ha arrastrado al mismísimo consejero que ha tenido que presentar su dimisión, y al afán privatizador del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Y al del PP… y al de sus amigos que se frotaban las manos pensando en los beneficios que les reportaría.

Evidentemente no hay que bajar la guardia, volverán a la carga. Volverán a intentarlo, no creen en lo público.

Pero ahora ya saben a qué se enfrentan, ahora el pueblo sabe que sí se puede, que unidos, de la mano, confiando en la justicia (que afortunadamente no han conseguido manipular del todo) PODEMOS. Y aquí es donde se equivocaba Rajoy: las protestas no van a parar: lo ha demostrado Gamonal, lo ha demostrado la Marea Blanca, Cospedal ha tenido que tragarse el sapo de la readmisión de 500 interinos despedidos irregularmente… Se puede, claro que se puede… Y solos. Con los partidos políticos al margen, alguno apoyando pero en segundo plano. Con los sindicatos convencionales también fuera… Es el triunfo de los ciudadanos, de la calle, de la gente… del pueblo. El pueblo unido por encima de ideologías, solo buscando justicia. Las protestas no se van a acabar, al contrario, van a arreciar, porque se ha ganado solo una batalla. Ahora hay que ganar la guerra. ¡¡¡SE PUEDE!!!